BODA ENTRE PALMERAS

in Bodas

Todo indicaba que aquel 19 de octubre de 2019 iba a llover, pero para sorpresa de todos, se pudo disfrutar de aquel día sin una gota de agua que hizo que tuviéramos que cambiar nuestra localización de espacios del plan B al plan A. Ya se sabe que en este oficio todo puede cambiar de un momento a otro.

La boda comenzó en la iglesia de Santiago el Mayor, una de las más conocidas de Zaragoza. Durante la ceremonia, Jesús sorprendió a la que iba a ser su mujer unos instantes después cantándole unos versos a capela que hizo que a todos los presentes se les pusieran los sentimientos a flor de piel, inclusive al equipo audiovisual que estaba inmortalizando aquel momento.

Una vez todos los invitados estaban en la finca Sansui, Pili y Jesús aparecieron en una kalesa, como si del cuento de la cenicienta se tratara. Y es que esa era la temática en la que estaba todo ambientado: con calabazas, tonos azules y blancos, destellos dorados,… y muchas, muchas velas.

Nuestra maquilladora también fue participe de que la novia se sintiera como en aquel cuento, siempre perfecta y radiante.
Cuando finalizó el concierto de Dani Botillo durante el cóctel, aún no sabemos cómo los invitados seguían teniendo voz con todo lo que cantaron, llegó el momento de saber en qué mesa te tocaba, o mejor dicho, en que escrito de los tantos que Jesús le escribió a Pili te tocaría estar.

Bailaron al ritmo de perfect con la luz de las bengalas iluminándolos, cuando de repente sonó una canción de lo más movida que hizo que se pudieran a bailar todos los presentes. ¡La fiesta acababa de comenzar!

Nunca nos olvidaremos de aquella boda que nos recordó lo que es quererse, mirarse con complicidad y, en definitiva, ser felices junto a la persona que más queremos.

Ojalá todos encontremos a alguien que nos mire como ellos dos se miraban, eran pura magia.