PATRI + NACHO

in Bodas

Patri y Nacho que decir de estos dos solazos. Para nosotros cada uno de nuestros novios se hacen especiales. Durante el seguimiento de la boda son muchas horas de trabajo, de pleno contacto y como se suele decir el roce hace el cariño.

Su boda fue el 21 de septiembre de 2019. Daban un pronóstico de casi el 100% de lluvia… La ilusión de ellos era aprovechar al máximo posible la finca, pasará lo que pasará.

Al final el cielo se puso a su favor y conseguimos que pudieran disfrutar de su ceremonia al aire libre y de la mitad del cóctel, aprovechando así toda la decoración que previamente habían seleccionado para su gran día… ¡¡Anécdota!!Menudo recuerdo nos viene a la cabeza, hicimos malabares porque los papás de la niña que llevaba los anillos se habían confundido de autobús y no llegaban a tiempo. Al final lo cuadramos todo y llegaron en el momento perfecto sin afectar al timing planificado y nadie absolutamente NADIE se enteró de lo ocurrido. Así es nuestro trabajo en las bodas, no es oro todo lo que reluce…

En el banquete pues lo que es un banquete BULLDOG: sorpresas, bailes, risas.

Los novios le daban mucha importancia a la música de la boda y por eso aunque les incluía el catering la música decidieron que fuéramos nosotros los encargados y el resultado: un fiestón!

Este año 2020 casamos a una de las damas de honor que tuvimos el placer de conocer aquel día, nuestra maravillosa Laura y su futuro márido Edu, así que se cumple el dicho: DE UNA BODA SALE OTRA.

Mucho ánimo para estos días de cuarentena, esperamos haceros mas ameno el tiempo con nuestro blog.

Fotografías de Concorazón